En Positivo


 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
Comparte | 
 

 Poemas de Aquiles Nazoa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Poemas de Aquiles Nazoa   Vie Dic 11, 2009 7:37 am

Amar a Jenny era como ir comiéndose una
manzana bajo la lluvia. Era estar en el
campo y descubrir que hoy amanecieron
maduras las cerezas.
Hans solía cantarle fantásticas
historias del tiempo en que los témpanos
eran los grandes osos del mar.


Y cuando
venia la primavera, él la cubría con
silvestres tusilagos de trenzas.
La mirada de Jenny poblaba
de dominicales colores el paisaje.
Bien pudo Jenny Lind
haber nacido en una caja de acuarelas.
Hans tenia una caja de música
en el corazón,
y una pipa de espuma de mar,
que Jenny le diera.
A veces los dos salían de viaje por
rumbos distintos. Pero seguían amándose
en el encuentro de las cosas menudas
de la tierra.
Por ejemplo,
Hans reconocía y amaba a Jenny
en la transparencia de las fuentes
y en la mirada de los niños
y en las hojas secas.
Jenny reconocía y amaba a Hans
en las barbas de los mendigos,
y en el perfume de pan tierno
y en las más humildes monedas.
Porque el amor de Hans y Jenny era
íntimo y dulce como el primer
día de invierno en la escuela.
Jenny cantaba las antiguas baladas
nórdicas con infinita tristeza.
Una vez la escucharon unos estudiantes
americanos, y por la noche todos
lloraron de ternura
sobre un mapa de Suecia.
Y es que cuando Jenny cantaba,
era el amor de Hans
lo que cantaba en ella.
Una vez hizo Hans un largo viaje
y a los cinco años estuvo de vuelta.
Y fue a ver a su Jenny
y la encontró sentada,
juntas las manos,
en la actitud tranquila
de una muchacha ciega.
Jenny estaba casada y tenía dos niños
sencillamente hermosos como ella.
Pero Hans siguió amándola
hasta la muerte, en su pipa de espuma
y en la llegada del otoño
y en el color de las frambuesas.
Y siguió Jenny amando a Hans
en los ojos de los mendigos
y en las más humildes monedas.
Porque, verdaderamente,
nunca fue tan claro el amor como cuando
Hans Christian Andersen amó a Jenny Lind,
el Ruiseñor de Suecia.
Aquiles Nazoa
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Poemas de Aquiles Nazoa   Vie Dic 11, 2009 7:38 am

Su vida
Corta Biografia








Escrito por ABREBRECHA UCV

lunes, 02 de junio de 2008
Este
periodista, poeta y humorista nació el 17 de mayo de 1920 en la
barriada caraqueña de El Guarataro, en una familia muy humilde. Sus
padres fueron Rafael Nazoa, quien era jardinero, y Micaela González.
Sus primeros estudios los llevó a cabo en el Colegio "El Buen Consejo",
bajo la guía del padre Julián Fuentes Figueroa.
Nazca se vio
obligado a comenzar a trabajar a los 12 años para ayudar a su familia,
por lo que completó su formación de manera autodidacta. Así se
desempeñó primero como carpintero, telefonista y botones del hotel
Majestic de Caracas. Tres años después ingresó al diario caraqueño El
Universal, donde trabajó como empaquetador, archivista de clisés y,
posteriormente, como tipógrafo y corrector de pruebas.
Paralelamente
en 1938, logró obtener un puesto como guía en el Museo de Bellas Artes,
gracias a que aprendió a leer francés e inglés. Fue corresponsal en
Puerto Cabello de El Universal, y un artículo suyo en el que criticaba
la actuación de las autoridades en la erradicación de la malaria, le
valió una demanda del Concejo Municipal de Puerto Cabello por
difamación e injuria, y un período en prisión en 1940.
Tras
recuperar su libertad, volvió a la capital venezolana. Allí empezó su
camino en la radio en la emisora Radio Tropical, y continuó con una
columna en El Universal titulada Por la misma calle. En esa misma
época, pasó también a formar parte del equipo del diario Últimas
Noticias como corrector de pruebas y reportero telefónico, y surgió su
célebre seudónimo Lancero, con una sección llamada A punta de lanza
dedicada a sus poemas humorísticos.
Igualmente, resaltó sus
capacidades humorísticas en el semanario satírico El Morrocoy Azul,
bajo el seudónimo Jacinto Ven a Veinte, y publicó Aniversario del
color, poesías y Método práctico para aprender a leer en VII lecciones
musicales con acompañamiento de gotas de agua, que consistía en una
serie de poemas infantiles en prosa.
En 1943 se inició como colaborador del diario El Nacional, y de las revistas Élite y Fantoches.
Viajó
a Colombia en 1944, donde pudo participar en la revista Sábado con
cierta regularidad, y luego se trasladó a Cuba. A su regreso a
Venezuela publicó el libro El transeúnte sonreído, que incluyó dos de
sus poemas más recordados Balada pesimista y Anotaciones de un
aburrido. A finales de la década de los '40 ganó el Premio Nacional de
Periodismo en la especialidad de escritores humorísticos y
costumbristas.
Se dice que en esos años se inscribió en el Partido Comunista.
En
1950, salieron dos libros suyos El Ruiseñor de Catuche y Marcos
Manaure, idea para una película venezolana, el cual contó con el
prólogo de Juan Liscano. Cuando El Morrocoy Azul fue controlado por el
gobierno, Nazoa y los demás periodistas pasaron a trabajar en la
revista humorística El Tocador de las señoras. No obstante, la
situación política se hizo cada vez más difícil, y no tuvo otra opción
que exiliarse.
Al caer la dictadura de Marcos Pérez Jiménez,
retornó a Venezuela y comenzó a participar en la revista Dominguito,
fundada en febrero de 1958 por Gabriel Bracho Montiel. Un año después,
desarrolló con su hermano Aníbal Una señora en apuros, que fue una
interesante publicación humorística de poca vida. Lo mismo sucedió con
El Fósforo, del cual fue editor.
Durante esos años, produjo
una gran cantidad de obras como Caperucita criolla, Diez poetas
venezolanos contemporáneos, Cuentos contemporáneos hispanoamericanos,
Poesía para colorear, El burro flautista, Los dibujos de Leo y Caballo
de manteca.
Aparte de su labor poética, Nazoa escribió una serie de
libros entre los que se cuentan el ensayo Cuba, de Martí a Fidel Castro
de 1961; Caracas, física y espiritual; y Humorismo gráfico en Venezuela.
Para
1970 salió Humor y amor de Aquiles Nazoa, una compilación de sus
mejores obras, y Retrato hablado de matapalo. En los años siguientes la
literatura venezolana se nutrió con trabajos como Venezuela suya, Los
sin cuenta usos de la electricidad, Gusto y regusto de la cocina
venezolana, Vida privada de las muñecas de trapo, Raúl Santana con un
pueblo en el bolsillo, Genial e ingenioso: La obra literaria y gráfica
del gran artista caraqueño Leoncio Martínez y, finalmente, Aquiles y la
Navidad.
En esos años, se dedicó a dictar charlas y
conferencias, y tuvo un programa de televisión titulado Las cosas más
sencillas. Además, llevó al teatro varias obras humorísticas con gran
éxito.
Aquiles Nazoa falleció en un accidente de tránsito en
la autopista Caracas-Valencia el 25 de abril de 1976. Con la iniciativa
de Pedro león Zapata, se creó en marzo de 1980 en la Universidad
Central de Venezuela, la cátedra libre de humorismo Aquiles Nazoa.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Poemas de Aquiles Nazoa   Vie Dic 11, 2009 7:38 am

Es una costumbre
Muy venezolana
el que a las personas
que nos son simpaticas
les pongamos nombres
que, en vez de encumbrarlas,
al contrario tienden
a animalizarlas.

Viejo, mozo o niño,
caballero o dama,
basta que un sujeto
en gracias nos caiga
para que en seguida
pongamosle un alias :
un curioso nombre
que, segun su facha
sera el de una fiera
o el de una alimaña
o el de alguna bestia
de leche o de carga.

Y lo mas curioso,
la cosa más rara
es que los que llevan
sobre si esas chapas
-tal vez porque entienden
que cariño entrañan-
en vez de ofenderse
las encuentran gratas
incluso hay algunos
que cuando los llaman
a nadie le entienden
sino es por el alias

¿Ejemplos? hay muchos
hay toda una fauna
y el mejor de todos
dentro de Caracas
es Julio Martinez
alias "CAREVACA"
el que si de julio
la gente lo trata
se pone furioso
e incluso se agarra

(Y esto no tan solo
con los de su barra:
que hasta su señora
cuando al bar lo llama
decirle no puede
sino "CAREVACA"
porque de no hacerlo
Julio la regaña)

Yo de esta costumbre
tan venezolana
de usar entre gentes
Zoologicos alias
mil cosas he dicho
en prosa o rimadas
todas con su elogio
en su contra, nada.

¡Ay! pero sucede
-que broma, caramba-
que la tal costumbre
-tan venezolana-
de ver a las gentes
animalizadas
en serio esta siendo
por muchos tomada
y de la teoria
pasando a la practica

Es raro el domingo
en que por su causa
no ocurre en los montes
alguna desgracia
y es siempre lo mismo:
dos tipos que cazan
de los cuales uno
al otro despacha
porque lo confunde
con picure o lapa

¡Que muerte tan triste!
¡Que muerte tan mala!
Que a un hombre correcto
de bien, de su casa
lo maten de un tiro
creyendolo lapa
Y estos tienen suerte
si se les compara
con los que, ante el otro
por chigûires pasan.

Yo no se que haria
si alguien me matara
Creyendome zorro
o acure, o iguana
Porque muerto es muerto
pero asi.... ¡CARAMBA!
morir de ese modo
es doble desgracia:
primero ¡QUE MUERTE!
y luego ¡QUE CHAPA!
si tanto se rie
la gente a distancia
cuando aqui se entera
de alguno a quien "CAZAN"
¡Como sera eso
del muerto en la casa,
entre las personas
que al velorio vayan !...
(Los grupos furtivos,
las risas taimadas
los "callate, chico
que hay viene fulana"
los tipos que evitan
mirarse las caras
los tercios que tosen
y no escupen nada...)

No, no, ¡La pistola!
lo que es esa maña
de aplicar en gentes
nombres de alimañas
puede ser muy criolla
muy venezolana
pero por su culpa
por su sola causa
es mucho el "picure"
que el paramo pasa
y no en escarpines
¡Sino en alpargatas!
Volver arriba Ir abajo
IRMA PERIBAN VILLA
Novato
Novato


Femenino Mensajes: 57
Edad: 49
Localización: MEXICO

MensajeTema: Re: Poemas de Aquiles Nazoa   Lun Mayo 03, 2010 10:31 am

me gustaron los poemas.... y su reflexión.........saludos....irma....méxico
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Poemas de Aquiles Nazoa   Vie Sep 24, 2010 10:25 am

Irma, qué bueno que te gustaron los poemas. Aquiles Nazoa fue un gran poeta, muy sensible, muy humano, con un corazón enorme, y un sentido del humor único.

Hoy, por cierto, me encontré con este diálogo escrito por él, que me hizo reír bastante. Aquí lo comparto:

Las Muñoz Marín salen de compras - Aquiles Nazoa

En Sears, una señora andaba como una hormiga loca sin resolverse por nada, cuando se topó con otra señora que también andaba como una hormiga loca.

-Guás, niña, óuh, tú por aquí? Yo te hacía en la vieja.
-¿Cuál vieja?
-La Vieja Uropas.
-Pues no. A última hora resolvimos dejar el viaje para el año retropróximo venidero. ¿Y tus, qué haces por aquís?
-Ay niña, loca buscando un fulano papel tualé de Navidad que no se consigue. ¡No sé cómo van a hacer pupú esos niños este año!... ¿Y esos discos que llevas ahí, qué son?
-Música plástica. Tú sabes que a Freddicito le ha dado por la música plástica desde que vio el Valle Ruso en Nueva York. Aquí le llevo la Sífilis de Chaplín, La Hipotética de Charcosqui, y una sinfonía de Schubert que me dieron más barata porque le falta un disco.
-¿Y eso fue todo lo que compraste? ¿Por qué no compraste la Novela de Beethoven el Divino Sórdido?
-Ya la tenemos. Freddicito la compró en Nueva York tocada por la orquesta de Arturo Brinquinini. También tenemos El Mascanueces, El Lago de los Chismes, El Manubrio Azul y una ópera que se llama Tristán y la Sorda de la Warner Bros.
-Niña, pero entonces ustedes tienen una discoteca completa.
-Y eso que tú no has visto la billoteca. ¡Tenemos una billoteca!... Todas las noches me pongo mis anteojos jazzband, abro una caja de manzanas y me acuesto a leer Don Cipote de la Mancha en inglés. ¡A mí me encanta Don Pipote!
-Tendrán muy buenos libros, ¿verdad?
-Naturalmente. Todos están forrados en cuero. Vamos hasta ahí, que estoy buscando unas velitas de vidrio de esos que tienen agua hervida por dentro y echan bombita.
-¿De esas que parecen unas ampolletas rosadas?
-Yes… ¿Verdad que son un sueño? Figúrate que Freddicito trajo dos cajas de Nueva York, ¿y tú crees que queda una para remedio?... Todas las hemos ido regalando entre nuestros amigos más ínfimos. Y a mí me dislocan esas condenadas velitas. Para ponérselas a las tortas de cumpleaños están soñadas. Uno las sopla y no se apagan como las otras.
-Ahí las tienes…
-Ah sí… (Llamando). Esteeem… ¡Mire, señorita! (Ahí viene. Pregúntale tú a cómo son).
-¿Very moch bolívar biútiful general eléctric merry critsmas?
-¿Cómo es el golpe?
-Ay, chica, como que no entiende. Esa mujer es nativa. Mire, señorita, ella le está preguntando que a cómo son esas velitas. (Qué horror, qué servicio tan pésimo; no sé como a estos americanos tan prácticos que son se les ocurre poner nativas a atenderle a uno. En Estados Unidos todas las dependientas de tienda saben hablar inglés).
-¡Ay, mira quién viene allá!
-Ay, qué sorpresa. Cuchi Mogollón. Me privo. (Llamando). ¡Come jía, Cuchi!
-Jalóu!... ¿Pero qué hacen ustedes aquí? Yo las hacía en la Exposición de Huérfanos. ¿Ustedes no y que eran del Comité Organizador, pues?
-Yo sí, pero tuve que renunciar porque no me ha quedado tiempo para nada. Primero, despidiendo a William Guillermo que se fue para Mayami Flórida; después, recogiendo levitas viejas para los niños pobres: Total, no he tenido tiempo para nosing at oll.
-Yo también renuncié al Comité. No me he sentido muy bien después de aquella botella de ponche crema que nos tomamos el otro día en el desayuno. Bueno, Cucky, ¿y cómo está tu marido?
-Guá, niña, en Estados Unidos. Tú sabes que a él lo mandaron en una Micción. Es que los dos gobiernos van a celebrar conjuntamente este año el fifticentenario del Natalicio de la muerte del Libertador, y él va a pronunciar la oración lúgubre.
-¡Ay, prívense! ¡Miren aquella americana que viene allá!
-¡De veras, niña! ¡Qué musiúa tan elegante! ¿Verdad que se parece a Majarete Truman?
-Bueno, yo las dejo. Voy a ver si me cambian un tráveler para comprar aquel juego de rinocerontes de yeso parados en dos patas. ¿Verdad que están soñados?
-Son fantásticos. Bueno, yo también me voy. Freddicito debe estar esperándome para ir a la piscina a practicar un poco de nutrición. Mañana damos un almuerzo criollo en casa. No dejes de ir por allá para que te tomes aunque sea una copita de mondongo. Babay…
-Gubay…
-So long…
-Ariós!...
-Iúuju!...
-Iuju…
-Jasta luegou!…

Volver arriba Ir abajo
 

Poemas de Aquiles Nazoa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

-
» POEMAS,FRASES CELEBRES Y RELATOS VARIOS...
» Sólo poemas de Amor y Desamor.
» Frases de Poemas
» Poemas creados por nuestros foreros
» Sólo poemas de Amor y Desamor.
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
En Positivo :: Entretenimiento :: Mundo Poético-